martes, 6 de septiembre de 2011

Chris Fraser, Archaelogy


La banda de rock Unrest, Work and Play es una de esas agrupaciones musicales alabadas por la crítica a lo largo de los ochenta pero que poco eco de público supo conseguir, quizás por eso se la conoce poco por aquí. En 1989 su guitarrista, Chris Fraser, abandonó a su socio Andy Wake se mandó un disco solista bien hecho en casa. Se ocupó de todo: la composición y los arreglos de los diez temas que lo integran, las voces y los instrumentos. Es de esas obras a la vez simples y complejas, que van cobrando brillo de a poco, artesanalmente, a partir de que el artista primero y más tarde nuestra oreja va descubriendo detalles, pinceladas que se agregan, excesos que se podan o lijan. El álbum fue bautizado Archaelogy, y dicen que es pieza destacada en la construcción del puente que lleva desde Henry Cow hasta algunas de las más diversas y actuales variantes del post rock.
En suma, la suma de algún temazo de guitarra distorsionada y voz grave y el juego con la percusión en el cierre (“Pointless”), un buen trabajo con la acústica (“Where & When”), cintras grabadas, ecos y algún riff más roquero (“0119”). En fin, un ramo de canciones que pudeen perderse por el camino de la experimentación y el juego (“Cellarman”) pero que nunca se olvidan de que lo suyo es permanecer como canciones, y en ese filo se deslizan densas, zigzagueantes y orgullosas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada