jueves, 1 de noviembre de 2012

Penurias del estudiante negro al que se le ocurrió cursar en Alemania


La policía en Alemania debe controlar a las personas sin tener en cuenta el color de su piel. Lo decidió la semana pasada una corte en la ciudad de Koblenz.
Según el fallo, el tribunal superior de lo contencioso administrativo del estado de Renania Palatinado calificó de “ilegal” el control policial a un estudiante de raza negra. Ocurrió que ños agentes del orden exigieron los documentos al hombre durante un viaje en tren a finales de 2010.
El joven criticó a la policía por exigir la identificación solo a extranjeros y enjuició a los agentes del orden germano. Un portavoz de la corte en Koblenz afirmó que los jueces confirmaron la posición del demandante, porque los agentes se apoyaron "solamente en el color de la piel".
Conforme a los hechos, el procedimiento de los policías violó el derecho constitucional a la no discriminación. Al concluir la sesión, representantes de la policía federal pidieron disculpas al estudiante. ¡Menos mal!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada