sábado, 17 de noviembre de 2012

España suspende desalojos y en la mesa familiar se brinda


En medio de una crisis económica que ha motivado que centenares de miles de personas pierdan sus casas, el gobierno español aprobó una suspensión de desalojos durante dos años para los propietarios más necesitados que no pueden pagar sus hipotecas. Los dos suicidios de la semana pasada, que fueron motivados por la desesperación de los desalojos compulsivos, y el creciente movimiento de masas que presiona al gobierno para que tome medidas de emergencia lograron esta pequeña victoria.
El jueves, el Ministro de Finanzas esbozó los términos, y de inmediato los activistas políticos y sociales de España denunciaron que se sigue sin abordar el problema central de los propietarios españoles, quienes continúan cargando con la deuda incluso después de haber perdido sus casas.
Pero al chico poco lo importa lo por venir. Su corazón no para de latir mientras sus padres y hermanos aplauden y él rompe sobre la mesa familiar la solicitud de pase de colegio. Zafó del garrón de, otra vez, recalar en otro barrio y otra ciudad y otra escuela y otros compañeros a los que deja de ver antes de haberse aprendido sus nombres y sus caras.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada