lunes, 2 de abril de 2012

Uruguay: brutal represión desatada contra los estudiantes que ocupaban el Liceo 70 de la Teja ordenada por el "progresista" Pepe Mujica

(Montevideo, 30 de marzo de 2012)- Ante los hechos sucedidos en el día de ayer durante la desocupación del Liceo 70 de la Teja, la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay manifiesta su más profundo rechazo a la represión recibida por los compañeros trabajadores, como así también a los padres y alumnos.
En el día de ayer, y ante la presencia policial y la orden de desalojo, la asamblea de los padres ocupantes había resuelto desocupar la institución de manera pacifica. Luego de haberse desocupado el liceo, varias personas de las que estaban ahí se dispusieron a realizar un corte de calle, en ese momento hubo una fuerte represión donde incluso se tiró con balas de goma a los manifestantes. Vemos con gran preocupación que el Ministerio del Interior haya llegado a dicha medida y repudiamos este accionar.
Queremos también manifestar nuestro rechazo al decreto del Poder Ejecutivo que prohibe la ocupación de edificios públicos, ya que entendemos a la ocupación como una extensión del derecho a huelga.
Manifestamos nuestra solidaridad con los detenidos en dicha acción.

Federación de Estudiantes Universitarios de Uruguay
ASCEEP-FEUU


Declaración:

Ante la brutal represión desatada contra los ocupantes del liceo 70, quienes estaban ejerciendo su justo derecho a la protesta, por parte de las fuerzas represoras del régimen del gobierno del Frente Amplio, queremos expresar lo siguiente:
1) El presidente Mujica, al mejor estilo del pachecato, firmó el 2 de diciembre de 2010 el Decreto 354/010, por el cual se ordenó el desalojo mediante el uso de la fuerza de los locales públicos que fueran ocupados por sus trabajadores. Mujica profundizó así la política iniciada en el año 2006 por Tabaré Vázquez, quien decretó el uso de la fuerza para desalojar las ocupaciones en la actividad privada (decreto 165/006)
2) El caso del liceo 70 es paradigmático del desastre que vive la educación pública de nuestro país. Su actual emplazamiento es “provisorio” desde hace años, supuestamente a la espera de que se construya otro local más digno para poder desarrollar la docencia. Entre los diversos problemas locativos, uno de los más indignantes es la falta de baños adecuados, en un local pensado para una población masculina, por lo cual las adolescentes mujeres se llevan la peor parte de la situación. Este hecho, prolongado en el tiempo, más el incumplimiento de las promesas de las autoridades de solucionar una problemática que no tiene nada de nueva, fue lo que motivó a los padres y a los docentes a ocupar el liceo.
3) Sin demostrar ningún tipo de sensibilidad por los derechos humanos, y dejando en claro que ser pobre es una desgracia, pero que además ser mujer y joven pobre es aún peor, el gobierno frenteamplista, sediento por reprimir e imponer el “principio de autoridad”, ordenó la represión con palos y balines contra los manifestantes que ya habían desalojado pacíficamente el local liceal, luego de la intimación del ministerio.
4) Nos solidarizamos con todos los estudiantes, padres, docentes y trabajadores del liceo 70 y de todas las instituciones educativas públicas de nuestro país, que se merecen y luchan por una educación pública digna. Nos solidarizamos con todos y todas las compañeras que fueron salvajemente golpeados a la salida de la ocupación del liceo 70, y con los compañeros que fueron detenidos por la policía.
Ante tanta injusticia y tanta bronca reprimida, llamamos a organizarse para luchar.

POR UNA EDUCACIÓN PÚBLICA DIGNA Y AL SERVICIO DEL PUEBLO
POR AUTONOMÍA Y COGOBIERNO
POR EL 6% DEL PBI PARA LA EDUCACIÓN PÚBLICA
POR INCREMENTOS SALARIALES
POR LOCALES EDUCATIVOS ADECUADOS
POR POLÍTICAS EFECTIVAS DE BECAS PARA PODER ESTUDIAR
POR EL RESPETO A LAS RESOLUCIONES DEL CONGRESO JULIO CASTRO
NO A LA MENTIRA DE UN SEGUNDO CONGRESO, NO AL PROMEJORA.

Mesa de Educación del
Encuentro Nacional de Trabajadores, Estudiantes y Jubilados


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada